Tres de quince

|

|

De un foro en Villa María a un foro en Frankfurt. Texto que recorre la trayectoria iniciada desde el II Foro de Editores y Editoriales Universitarias organizado por Eduvim en la ciudad de Villa María en 2010 hasta el Foro Mundial por la Edición Universitaria en la Feria Internacional del Libro de Frankfurt en 2013.

Todavía recuerdo con emoción el primer encuentro que tuve con otros editores universitarios en el II Foro de Editores y Editoriales Universitarias organizado por Eduvim en su sede de Villa María en el año 2010. Allí encontré colegas con quienes tuvimos una mirada común que rompía con la tradición que, desde hacía años, era hegemónica en la edición universitaria. Esa tradición tenía como eje de trabajo el acompañamiento al investigador académico, una tarea fundamental y sumamente necesaria, aunque por entonces casi sin contar con estrategias que apunten al lector ni a romper con la endogamia académica.

Para entonces, yo hacía unos pocos meses que había comenzado a trabajar como Director del que en esos tiempos se denominaba el Departamento de Publicaciones de la Universidad Nacional de General Sarmiento, luego transformada en Ediciones UNGS. Había concursado mi cargo allí luego de veinte años de trabajar en el campo editorial argentino, habiendo dirigido editoriales educativas privadas y al mismo tiempo dando clase en la Carrera de Edición de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA). En toda mi trayectoria, había aprendido siempre que un punto clave de todo editor se encuentra en los lectores y que el momento cúlmine y la realización de todo libro se encuentra en su lectura. 

Y fue maravilloso encontrar pares con esas mismas ideas en dicho Foro, como el mismo Carlos Gazzera, Director de Eduvim, José Luis Volpogni, de Ediciones UNL y Osvaldo Picardo, de EUDEM. Allí comprendimos que esa mirada no era habitual en el contexto de la edición universitaria de Argentina ni de muchos otros países cuyo eje estaba en una endogamia académica con resultados que significaban depósitos repletos de libros con casi ninguna posibilidad de llegar a otros públicos que no fueran los poquísimos especialistas vinculados a las temáticas de lo producido, muchas de las veces, con un origen en una tesis. En aquel II Foro quedó claro, entonces, que una tesis, cuyo destinatario habitual es un jurado, no sería para nosotros necesariamente un libro; y que, frente a maravillosas tesis publicables, el trabajo editorial es clave para amplificar ese tema y su llegada a otros y más diversos públicos.

En esas primeras discusiones, fueron claves las reflexiones que hacían eje en la situación del campo editorial argentino e internacional y la importante transnacionalización que, desde hacía años, marcaba una hegemonía que apuntaba más a contenidos comercializables sin demoras y con un cortísimo ciclo de vida orientado más a la ganancia inmediata que a la instalación de nuevas tradiciones de contenidos que apunten al largo plazo y con eje más en el aporte cultural que en los resultados económicos inmediatos. 

Basados en esta mirada, coincidimos que en un contexto así, la edición universitaria podía cumplir una importante función. Considerando que la universidad, con todas sus acciones, tiene mucho para decirle al mundo, entendimos que la profesionalización de la edición universitaria tenía una importante misión rompiendo la endogamia académica, abriendo las fronteras de la universidad, mirando a públicos lectores mucho más amplios.

Para entonces y durante los siguientes años, mi frase de cabecera referida a la edición universitaria fue: “Editamos porque tenemos mucho para decirle al mundo”. Y considerando todo lo que todavía estaba pendiente en las discusiones nacionales e internacionales, nuestras intervenciones ya en la Red de Editoriales de Universidades Nacionales (REUN) apuntaban a esta profesionalización que rompía enormes tradiciones instaladas tanto a nivel nacional como internacional. 

En este sentido, es necesario destacar que, en esos años, había una importantísima política pública con protagonistas cercanos a nuestro quehacer como Martín Gill, quien del Rectorado de la Universidad de Villa María ocupó luego la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) con una mirada de maravillosa intervención, acompañando esta profesionalización. Profesionalización que hoy encuentra editoriales universitarias que iluminan diferentes regiones de la Argentina con catálogos de importantísima intervención en el campo editorial nacional. 

Los orígenes del Foro Mundial por la Edición Universitaria en la Feria Internacional del Libro de Frankfurt
De hecho, también comenzó a ser habitual la presencia de la edición universitaria argentina en ferias del libro nacionales e internacionales como nunca antes había ocurrido. Y allí el camino recorrido, a partir de la presidencia de la REUN de Carlos Gazzera, Director de Eduvim y un gran referente de la edición universitaria de la Argentina, con quien fuimos compañeros de numerosas aventuras creativas que nunca olvidaré ya que fue lógico, que por el apoyo político que tuvimos, haya habido resultados de gran relevancia para la REUN: la creación de la Librería Universitaria Argentina (LUA), la internacionalización de la edición universitaria a partir de la presencia en misiones y ferias del libro internacionales con actores de la edición universitaria de otro países y, además de muchísimas otras iniciativas, el Foro Mundial por la Edición Universitaria en la Feria del Libro de Frankfurt, Alemania. Un Foro también denominado por la Feria de Frankfurt la International Convention of Universities Presses.

Aún recuerdo el momento fundacional de la idea en un encuentro con la Vicepresidenta de la Feria de Frankfurt, Marifé Boix García, presente en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Allí la propuesta fue escuchada atentamente por ella y el mismo año, 2013, se dio origen a dicho Foro en Frankfurt. Desde entonces, contó con la presencia de más de cien editores universitarios de los cinco continentes. Un espacio que fue organizado por nuestra REUN y con la participación de la Asociación de Editoriales Universitarias Americanas (AAUP) de Estados Unidos. 

La creación de este espacio fue una respuesta directa a la necesidad de internacionalizar la edición universitaria argentina y abrió las puertas a numerosos proyectos colectivos con otras redes universitarias del mundo y donde fue más que interesante el intercambio en línea sobre la profesionalización de la edición universitaria mundial con una iniciativa que tuvo su origen en la Argentina y cuyos debates mencionados fueron trabajados mundialmente, además de muchos otros con presencia de referentes de la edición universitaria y con invitados expositores referentes del campo editorial internacional. Entre ellos, nos acompañaron con excelentes disertaciones en cada uno de los numerosos encuentros anuales, personalidades como Gustavo Sorá, Robert Darnton, Roger Chartier, John Thompsom y Michael Bhaskar, entre muchos otros.

En todo este recorrido fue clave Eduvim y su Director, Carlos Gazzera, un Publisher con una gran capacidad de dirección que, además de tener la mirada amplia en la gestación de la Editorial en su catálogo propio con la creación de colecciones con llegada a públicos lectores amplios nacionales e internacionales, siempre estuvo atento a formar gente en el campo de la edición universitaria con una generosidad muy pocas veces vista en dicho campo. Generosidad que se tradujo en una gestión directiva inolvidable para la REUN. Gestión en la que puso cuerpo y alma en una permanente apertura al diálogo con actores del campo editorial nacional e internacional y con actores clave de la gestión política nacional que acompañaron el proceso.

Hoy, que ya no trabajo en Ediciones UNGS después de 14 años de haber sido su Director, tengo el orgullo de haber iniciado proyectos como el de LUA y el del Foro Mundial antes mencionado. Sin embargo, nada de eso hubiera resultado sin Carlos Gazzera como presidente de la REUN con su gran energía laboral, capacidad de escucha, empuje, generosidad y compañerismo y el apoyo político de la gestión de la SPU previa a la era del macrismo. Mi agradecimiento, respeto y admiración también a todo el equipo de Eduvim en estos quince años de trayectoria.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner animado gif de José Hernández

Últimas noticias

Categorías

Archivos

Últimos Lanzamientos