Memoria

Memoria

El 26 de junio de 1980, un grupo de tareas de la Dictadura Cívico-Militar de la Argentina secuestró de los depósitos del Centro Editor de América Latina, un cargamento de 24 toneladas de libros que tendrían por destino un terreno baldío en Avellaneda, lugar en el que serían quemados. Amanda Toubes, Editora del CEAL fue testigo presencial de los hechos. En el video adjunto, compartimos su testimonio a 35 años de aquel episodio. El "desierto crece" decía Nietzsche y esa son las imágenes que quedaron registradas por Ricardo Figueiras. Al final del vídeo, en su testimonio Amanda dice: "los libros se reponen, los cuerpos no" en una asociación a la bestialidad cometida por la Dictadura militar. Para ver el video ingresá al siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=6-MuOTcBqgY