Dino Campana por Daniel Freidemberg

"Agua amarilla es de un gris fluvial”, dice el tercer verso del poema titulado “Buenos Aires”, y en el cuarto se anuncia: “Se asoma la ciudad gris y velada”. Así vio Dino Campana su llegada, en 1907, a la Argentina, y así lo consigna en su único libro, Cantos órficos, publicado en una edición propia en Marradi, su pueblo, en 1914, y años después revalorizado al ser aureolado su autor con la dudosa fama de ser el “único poeta maldito de Italia”, entre otras cosas porque permaneció internado en una clínica psiquiátrica desde 1918 hasta su muerte, en 1932.

Archivo(s)

AdjuntoTamaño
Icono PDF suplemento-literario.pdf1.87 MB