¿Qué hay detrás del intento de cerrar la grieta?

¿Qué hay detrás del intento de cerrar la grieta?

¿Qué hay detrás del intento de cerrar la grieta? ¿Qué identidad construye el nuevo oficialismo? Virginia Tomassini interroga algunos de los presupuestos supuestamente republicanos y conciliadores del discurso oficial, para contraponerlos a la realidad de las primeras medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri. 


La identidad política requiere, en su proceso de construcción, del establecimiento de límites con respecto a “otro”. Toda identidad política se constituye en base a un antagonismo. Tal como sostiene Mouffe (2007), “la condición de existencia de toda identidad es la afirmación de una diferencia”. En este sentido, la presencia de un “otro”, que amenaza la propia identidad, es lo que permite diferenciar y por lo tanto adquirir una identidad colectiva. En el plano, entonces, de lo simbólico, este “otro”, este exterior constitutivo, implica una amenaza, porque pone en jaque la fantasía de la posibilidad de una identidad homogénea.

Según Mouffe, justamente en la manera en como se configura la especificidad del “nosotros-ellos”, es donde se encuentra la especificidad de lo político y por ende de la democracia. Dicho de otra manera, la creación de la identidad política siempre implica la existencia y establecimiento de una diferencia, en este sentido se entiende que toda identidad es entonces relacional. En palabras de esta autora: “Lo que podemos aseverar es que la distinción nosotros/ellos, condición de posibilidad de la constitución de identidades políticas, puede siempre convertirse en el locus de un antagonismo. Y puesto que todas las formas de identidad política implican una distinción nosotros/ellos, el riesgo de que surja el antagonismo no puede eliminarse nunca. Por tanto, es una ilusión creer en el advenimiento de una sociedad en la que el antagonismo haya sido erradicado”.

Teniendo en cuenta estos postulados teóricos, me surgen algunas reflexiones en torno al nuevo gobierno nacional y su interpretación de la Democracia.

La constitución antagónica ha estado presente a lo largo de toda la historia argentina; morenistas vs. saavedristas, unitarios vs. federales, conservadores vs. radicales, peronistas vs. antiperonistas y la nueva versión: kirchneristas vs. antikirchneristas. Si este antagonismo es constitutivo de lo político y por ende de la democracia ¿qué implica entonces cerrar la grieta? ¿Qué implican el discurso del presidente cuando afirma que ahora somos todos la misma bandera? ¿Qué implican las afirmaciones de los macristas cuando fervorosamente manifiestan “basta, ahora vamos todos unidos”? ¿No es acaso un intento de homogeneización? ¿No implica un “aniquilamiento simbólico” de la diversidad y el pluralismo de ideas?

Durante los doce años de gobierno kirchnerista, el arco opositor se enfocó  en diferenciarse del gobierno bajo dos postulados identitarios: la lógica “nosotros, los honestos” vs. “los corruptos kirchneristas” y “nosotros, los democráticos vs. los autoritarios kirchneristas”. Esta construcción identitaria se fundamentaba bajo los preceptos de la Democracia Liberal y contraponía a ello las características populistas (en su visión peyorativa) del liderazgo kirchnerista.

Ahora bien, ¿qué hay detrás del intento de cerrar la grieta? ¿Qué nueva identidad construye el nuevo oficialismo? En los primeros días de gobierno, pudimos ver cómo el discurso republicano de Mauricio Macri se deconstruye. Ejemplo de ello son, la finalización por cautelar con anticipación del mandato de Cfk, el gobernar por decreto sin participación del Congreso, y su versión más feroz, el nombramiento por decreto de dos jueces de la Corte. A esto se suman los procesos judiciales a los que el propio presidente y la mayoría de los ministros se encuentran sujetos, entre ellos la confirmación del procesamiento del nuevo presidente del Banco Central. Y como si esto fuera poco, la censura de programas como 678 y la persecución, tanto de periodistas críticos como de empleados públicos. Cabe resaltar que, con respecto a estos últimos, no se evalúa el desempeño sino su inclinación política. Qué decir de la violenta intervención del Afsca y la represión a trabajadores de Cresta Roja. Todo esto sucede bajo el blindaje mediático que muchas veces, además de ocultar, distorsiona los hechos.

Estas cuestiones llevan a reflexionar acerca de las nuevas identidades y formas democráticas que comienzan a vislumbrarse en esta nueva etapa de la historia. Si con el kirchnerismo pudimos ver tensiones de la democracia liberal hacia formatos posliberales o populistas, ¿qué nueva configuración se establecerá en un gobierno legitimado por el voto popular pero que gobierna por fuera de los preceptos republicanos bajo el que construyó su identidad en sus años de oposición? Me surgen varias respuestas, más aún pensando en las construcciones antagónicas enunciadas en los primeros párrafos, pero dejo al lector sus propias reflexiones, será el pensamiento reflexivo y emancipador los que nos lleve a atravesar el nuevo proceso que comenzó a gestarse desde aquí a toda Latinoamérica.


Acerca de Virginia Tomassini. Licenciada en Ciencia Política por la UNVM. Magister en Política y Gestión del Desarrollo Local UNVM. Doctora en Ciencia Política por el Centro de estudios avanzados (CEA) UNC. Se desempeña como JTP en las cátedras “Partidos Políticos y Sistemas electorales" y “Opinión Pública y Estudios Electorales” de la Licenciatura en Ciencia Política, Sede Villa María y Córdoba, Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Sociales, UNVM. Es, además, integrante de proyectos de investigación en la UNVM y CEA-UNC. Con Eduvim ha editado el artículo "Partidos políticos: Una revisión conceptual desde la teoría organizacional", compilado dentro del libro Política y opinión en la encrucijada de la colección Cuadernos de Investigación.

Libros relacionados

El gran dilema que enfrenta Argentina en la actualidad es acordar cuáles serán, a futuro, las características de nuestra democracia, los componentes que habrá que desarrollar para construir un sistema democrático sólido, eficaz y convincente, que promueva el pluralismo ideológico y político,...