Paro de mujeres: dar la disputa desde el trabajo

Paro de mujeres: dar la disputa desde el trabajo

Foto tomada por Luciana Peker en el Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario, octubre de 2016.

A partir del paro de mujeres que se llevó a cabo el 19 de octubre, desde Eduvim dialogamos con dos autoras de la casa especialistas en género; Luciana Peker y Florencia Alcaraz. (*)

¿Qué lectura puede hacerse del paro de mujeres?

Luciana Peker: Creo que el paro de mujeres fue un hecho histórico que cambia totalmente el paradigma de Argentina. Hubo otras marchas multitudinarias, las del primer y segundo #NiUnaMenos (3 de junio de 2015 y de 2016), y multitudinarias marchas hace 31 años en los Encuentros Nacionales de Mujeres. Pero para mí el significado del paro es muy importante. Más allá de que no era fácil conseguir la adhesión de todos los gremios y llevar adelante una medida sindical en este momento en Argentina, se dio un cese de actividades de una  hora, lo cual me pareció estratégico y operativo. Llegar al lugar de trabajo, dar la disputa en los lugares de trabajo, y dar una pelea con el trabajo de las mujeres. Tanto el trabajo remunerado, formal e informal, como el trabajo no remunerado, el trabajo doméstico.
Y también en tiempos de sometimiento sindical -por eso escribí esa nota, “La CGT toma el té, las mujeres las calles”-, donde hablo de que no solamente negocian por muy poco, sino que ni siquiera está expresada una demanda laboral para los derechos de las mujeres, cuando están muy atrasados al punto que en el conurbano bonaerense, las jóvenes menores de 21 años llegan a un desempleo del 25%.

Florencia Alcaraz: Así como #NiUnaMenos quedó instalado dentro del calendario feminista como una fecha clave en que las mujeres salimos a las calles y nuestra presencia fue multitudinaria y masiva, el paro de mujeres también va a quedar instalado como un hito del movimiento de mujeres en Argentina porque se disputó un concepto que hegemónicamente estaba asignado a los varones: la idea de paro. Este concepto está vinculado al sindicalismo donde la mayoría de los responsables de las centrales sindicales son varones. Me parece que este paro de mujeres va a quedar dentro de la historia del movimiento de mujeres; es el primer paro que hicimos en Argentina las mujeres, y a su vez es el primer paro que se hace a esta gestión de gobierno aunque haya sido una acción que duró un tiempo determinado. La marcha fue multitudinaria y marca un antes y un después.
Creo que estamos en un momento en que el movimiento de mujeres está muy activo, muy atento, muy alerta. Tiene que ver con la ampliación de los límites, los contornos que históricamente ha tenido el feminismo en Argentina. Estamos asistiendo a una revolución de las mujeres que salen a las calles contra los femicidios, pero también contra la precarización de sus propias vidas: este es el sentido del paro. A partir de ahora hay que seguir pensando acciones creativas, inteligentes, estratégicas para no perder todo el entusiasmo y la energía que tuvimos en este paro que nos tuvo muy activas, muy vivas, muy presentes y no en un duelo silencioso, sino con consignas muy fuertes gritando en las calles.

¿Piensan que está creciendo la conciencia sobre la violencia machista?

Luciana Peker: Sin duda se está generando mayor conciencia contra la violencia machista y eso es un enorme logro.
Hay casos como el de Lucila Yaconis que murió asesinada mientras su asesino le decía a un vecino que preguntaba: “nada es mi novia, no te metas”. Esas situaciones hoy, podrían pasar muy excepcionalmente, pero ya no podrían pasar socialmente como una red donde se supone que un novio puede hacer lo que quiera con una novia. De hecho se ven menos situaciones de violencia en la calle, y si se ven la gente actúa. No es que la policía te dice “no puedo hacer nada”, frente a una mujer embarazada golpeada, que es algo que me pasó hace apenas 5 años, en tiempos históricos: un pestañazo. Eso es un enorme logro. Lo que sí pasa es que frente a la violencia machista y la salida de las mujeres a la calle hay una reacción machista muy virulenta.
Pero la violencia machista tiene hoy una condena que no tenía antes y hay mayor conciencia. Falta un largo camino y entender que la historia tiene estos vaivenes y también recrudecimientos cuando las mujeres decimos “no”.

Florencia Alcaraz: Creo que hay una toma de conciencia de esta problemática por parte de la sociedad acerca de lo que es la desigualdad y la violencia machista. En esa toma de conciencia encontramos a grupos de mujeres adolescentes, niñas hablando de estos temas, pero no tiene un correlato con las respuestas que está dando el Estado y el poder judicial. Al menos desde el #NiUnaMenos a esta parte.

¿Qué rol desempeñan los medios de comunicación y las redes sociales en esta lucha?

Florencia Alcaraz: Creo que en esta lucha hay algunas cuestiones que se combinan que son fundamentales. Una es la perseverancia y la tenacidad del movimiento de mujeres en Argentina, la solidez que fue adquiriendo a lo largo del tiempo. Recordemos que Argentina es el único país del mundo en que las mujeres se encuentran año tras año en distintas provincias en el Encuentro Nacional de Mujeres. Un espacio de formación, de tendido de redes, de alianzas, de encuentro, donde también nos formamos, y de ahí nos vamos distintas, y eso tiene un crecimiento. Lo que pasó con #NiUnaMenos fue una respuesta a esos 31 años de encuentro de mujeres. Creo que las redes sociales potencian esto ya existente, no hacen más que darle una especie de megáfono al movimiento de mujeres para poder saltar un cerco que antes era marginal. Las redes sociales democratizan porque dan la posibilidad de participar a todos y todas y eso nos pone en igualdad de condiciones. Las redes sociales dan una oportunidad enorme para jaquear las estructuras machistas que tienen los medios que son conservadores y las mujeres las estamos aprovechando muy bien.

(*) Luciana Peker: Periodista especializada en género. Escribió en distintos medios. Actualmente (y hace 17 años) escribe en Página 12 para el suplemento Las/12. | Florencia Alcaraz: Periodista especializada en temas de género y violencia institucional. Eduvim editó su trabajo Vidas en suspenso. Jóvenes y violencia institucional, que integra la colección Ideas Argentinas.

Notas relacionadas: "LA CGT TOMA EL TÉ, LAS MUJERES LAS CALLES" https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-10946-2016-10-14...