Germán Echeverría: “El desafío de las editoriales es adaptarse a los gustos de los lectores”

Germán Echeverría: “El desafío de las editoriales es adaptarse a los gustos de los lectores”

En 2004, Germán Echeverría ingresó al mercado editorial con AutoresdeArgentina.com, una empresa que con el tiempo se transformó en una editorial por demanda, librería online y sitio web dedicado a escritores del país. Esta experiencia familiar fue compartida en el marco de las Jornadas de Formación “Universidad, sociedad y nuevas tecnologías”, organizadas por Eduvim para discutir el rol de las editoriales y la utilización de las distintas herramientas que ofrece la web 2.0 para la promoción de la cultura.

¿Cómo trabajan en Autores de Argentina?
Trabajamos impresiones en pequeñas, medianas y grandes tiradas en papel y formato digital, y todos los libros nuevos los editamos en los dos formatos. En ventas, el papel tiene un porcentaje preponderante y notamos que está creciendo y por primera vez un e-book nuestro superó la cantidad de ventas del papel. Eso nos dio una señal de que hay un mercado potencial para vender los libros digitales.

¿Cuáles son las diferencias en costos?
Los costos son bastante diferentes. Si uno elabora los archivos para los dos formatos desde el comienzo se amortiza mucho mejor y baja bastante el costo. En papel están, obviamente, los costos de papel, tinta, distribución, devoluciones. En cambio con el e-book hay un costo fijo de fabricación y después no hay que hacer una reinversión.

¿Qué pasa con el mercado interno?
En Latinoamérica la venta de libros digitales todavía no llega al uno por ciento. Esto se debe a diversos factores, uno es que faltan contenidos novedosos, los precios son mayores que en otros mercados porque están en un 70 por ciento respecto al costo del papel y para el lector es caro o, al menos, no percibe que tenga un valor tan grande para pagarlo. Otro factor es el acceso a los dispositivos para leer por parte del usuario promedio.

¿Cuándo será más accesible?
De a poco los costos van a ir bajando, a medida que surgen otros dispositivos los precios van a bajar como sucede siempre con la tecnología. Respecto a los libros digitales creo que a medida que las editoriales comiencen a ver que hay posibilidades en el mundo van a descender los precios al público y eso tendrá una mayor atracción.

¿Ves al libro electrónico como complementario al papel?
Hay modalidades o géneros que tienen una gran riqueza en el libro digital, como las enciclopedias o los legales. Para otros géneros, como las novelas, el libro en papel sigue teniendo un valor y ahí va a depender del lector. Nos son competencia, incluso mucha gente compra el libro digital para conocer el libro, algunas plataformas permiten descargar un capítulo, y a partir de este momento se deciden por comprar en papel.

¿Cuál es el desafío de las editoriales?
El desafío de las editoriales es adaptarse a los gustos de los lectores, pensar hacia dónde está yendo el mercado. Hoy mucha gente lee en distintos dispositivos y los tiempos de lectura tienden a ser más acotados. En este contexto la función de las editoriales no debe ser sólo difundir sus conocimientos, sino pensar en un mercado global sumando potenciales lectores en distintos países del mundo con un costo que es prácticamente nulo para la editorial.