«El abandono y la necesidad» por Adrián Savino

«El abandono y la necesidad» por Adrián Savino

Adrián Savino, autor de "Soja en las banquinas", nos comparte su lectura sobre la novela "Sed", de la holandesa Esther Gerritsen, último título de nuestra colección Eduvim Literaturas.

La figura de la madre abandónica ha sido abordada, tanto en el cine como en la literatura, sobre todo desde el punto de vista del abandonado. No son tan frecuentes ejemplos como el de esta novela, en la cual se advierte un acercamiento distinto, más en la línea de intentar “ponerse en el lugar” de esa mujer que rechaza al hijo, y así escarbar en los motivos profundos de su gesto poco común.

En Sed es la enfermedad terminal de Elisabeth, la madre, el disparador de la serie de situaciones por las que el lector irá accediendo, de manera progresiva e irremisible, al meollo de su vínculo problemático con Coco, la hija “no querida”. Hay también otros personajes (el padre, la pareja actual de éste, el novio psiquiatra de Coco, el jefe de Elisabeth, el peluquero que atiende a ambas), los cuales circulan también por el texto, como orbitando alrededor de las dos figuras principales.

Los procedimientos narrativos de Gerritsen parecen deberle bastante a su oficio adicional de dramaturga. Las carencias y ansiedades de sus personajes se traducen en diálogos sinuosos en los que cabe, quizás, conmoverse con los persistentes intentos por “llegar” al otro, aunque en general lo que se imponga sean la extrañeza y la incomprensión. El tiempo presente del relato, con una narración en tercera persona “mechada” por fugaces irrupciones de primera e indirecto libre, dan cuenta y transmiten con precisión un ambiente de asfixiante premura.

Con el correr de escenas y capítulos que hacia el final se tornan cada vez más breves, la historia de Sed avanza sin solución de continuidad hacia un punto incierto, que puede ser tanto la disolución como la explosión, o ambas al mismo tiempo. Como sea, es en el “durante” de la lectura donde quizás se produzcan los efectos más intensos de este texto.

Como si de maneras cambiantes y sugestivas, la autora intentara llamarnos la atención hacia esa figura de sed (asociada tanto al alcohol como al afecto o cualquier otra entidad echada en falta) que eligió para nombrar esta novela sobre una madre y su hija. Una elección que remite tanto a la necesidad como al furor por satisfacerla; tanto a la impotencia como al acto brutal que se impondría, de una vez y para siempre, frente al desamparo.

Acerca de Adrián Savino. (Córdoba Capital, 1971). Licenciado en Comunicación, egresado de la UNC. Publicó el libro de poemas Canciones de sed (Alción, 1999), y la novela Crónica de un rocho (Alción, 2003). Participó de las antologías de relatos Carne (La Creciente, 2006) y 10 bajista (Eduvim, 2009).

Acerca de Esther Gerritsen. (Países Bajos, 1972) Dramaturga y escritora de ficción. Se crió en Gendt y estudió teatro y literatura en la Escuela de Artes de Utrech. Publicó Normale dagen (2005), De kleine miezerige god (2008), Superduif (2010), Dorst (Sed, 2012) y Roxy (2014), además de varias obras de teatro y guiones. En 2014 ganó el Premio Trienal Kellendonk Oeuvre. Sus últimas tres novelas fueron seleccionadas para el prestigioso Premio Libris. Sed, título que integra la colección Eduvim Literaturas, es su segunda colaboración con nuestro sello, después de participar en la antología Narrar Ámsterdam (2013).

Podés adquirir este libro en todas las librerías del país, o bien a través de nuestra tienda virtual: Club de Lectura.

Libros relacionados

"A Elisabeth le da pánico la idea de su hija subiendo las escaleras. Como si todo el tiempo hubiera algo que no está bien. Fuera con esto, esto que no está bien, esto que está fuera de lugar. Pero Coco sale de la cocina y con cada paso que da, todo se desencaja cada vez más, y como Elisabeth no...

“Andy regresa al pueblo tras diecinueve años de recorrer el continente vendiendo artesanías. Acompañando una larga agonía y el fallecimiento de su padre y luego el duelo de su madre, ella comenzará a escribir un diario sin advertir cómo los tradicionales mecanismos colectivos del lugar...