Corporalidades trans y democracia. El caso Tehuel

Corporalidades trans y democracia. El caso Tehuel

29/03/2022

Segundo premio del Concurso de Escritura Universitaria Hablemos de Derechos Humanos, organizado por Eduvim y el Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba.

Este ensayo pretende trazar ciertas líneas que bordeen un tema de actualidad más que presente: la desaparición de Tehuel. En primer lugar, se brindarán ciertos datos que ayuden a comprender de qué se trata el caso, para luego introducir una perspectiva analítica en torno a cómo pensar y cómo reflexionar algunos aspectos sobre los desaparecidos en democracia, fundamentalmente cuando se trata de identidades y corporalidades trans. El punto de partida tiene en cuenta el lugar de la resistencia, aquello que combate y que pretende agujerear lógicas programáticas neoliberales en su intento por alcanzar el sujeto, por borrarlo todo.

El caso, lo singular

Lo propio y lo singular de cada uno debería poder nombrarse, visibilizarse en esa convivencia entre lo social, lo universal y lo singular, no lo individual, sino lo subjetivo. Es por ello que considero un acto político poder mencionar y responder (de algún modo posible) la pregunta: “¿Quién es Tehuel?”

Según lo poco que se conoce, Tehuel de la Torre es un joven trans de 22 años que vive en la ciudad de San Vicente, en el conurbano bonaerense, con su madre Norma y su novia, Luciana. Comenzó su transición a los 13 años y no hizo una rectificación del documento ni cambió el nombre que su familia había elegido para él. Tehuel es changarín: corta el pasto en las casas de su barrio, poda árboles, revende productos que compra y también ofrece para la venta lo que su novia cocina. El 11 de marzo del 2021 salió de su casa en búsqueda de una oportunidad de trabajo como mozo en otra localidad a 13 kilómetros aproximadamente. Desde ese momento, Tehuel lleva un año desaparecido. Las investigaciones transcurren actualmente y hay dos detenidos: Ramos, quién lo iba a contratar, y Montes, amigo del primero, por negarse a declarar.

Lo enunciable, lo que se dice en voz alta y las palabras escritas están ligadas a las condiciones de escucha. ¿Cuáles son esas condiciones en el primer caso de desaparición de un joven trans, Tehuel, que se nacionaliza a través de los Medios Masivos de Comunicación (MMC)?

El tratamiento por parte de los MMC es escaso y no entra en agenda como tema de permanente discusión y debate. La causa está titulada todavía como “averiguación de paradero”; ahora bien, la corporalidad de Tehuel no está presente porque Tehuel está desaparecido. El estatuto que adquiere la desaparición en este sentido no está cerrado, totalizado, ni determinado, es decir, su cuerpo puede aparecer. Aquí podemos traer, con ciertos cuidados y salvedades, algunas de las categorías de Giorgio Agamben (2004) para pensar el entramado, la tierra de nadie entre el derecho público, y el hecho político. El estado de excepción como “la forma legal de aquello que no puede tener forma legal” (5) produce un sujeto jurídicamente innominable, inclasificable.

En este sentido, la irrupción de corporalidades “extrañas” y “degeneradas”, como marcas y huellas de una excepción, son el mismísimo sostén a partir del cual el discurso normalizador alcanza su existencia y construye legitimidad. El devenir de ese cuerpo extraño provoca irrupciones en las reglas y una indecibilidad que ante el emerger de su aparición es imposible de ser ubicada precisamente, contorneada en su definición. Entonces, el “estado de excepción” como un momento específico del poder, marcado por la tensión entre la inscripción en el orden jurídico de una determinada vida y lo Imposible como aquello que no puede ser recubierto, simbolizado, no puede nombrarse, es el orden de lo Real.

Siguiendo esta línea, podríamos dar un paso más y abrir la posibilidad de pensar, siguiendo a Lacan (2012) la categoría o noción de cuerpos deportados de la inscripción simbólica y jurídica, no poseen representación. ¿Cómo pensar las corporalidades trans y fundamentalmente su búsqueda en el marco de un sistema de justicia patriarcal y binario? “La historia no es nada más que una fuga, de la cual sólo se cuentan los éxodos” (Lacan, 2012, 595). Los deportados participan en la historia “puesto que el hombre tiene un cuerpo, es por el cuerpo por lo que se lo tiene” (Lacan, 2012, 595). El deportado es el reverso del habeas corpus y, en esta sintonía, es posible plantear que, además del habeas corpus que cada cual tiene que hacer con el propio cuerpo, en el sentido de que no es posible de simbolizar con todas las palabras, siempre hay algo que se escapa de lo representable, se agrega la desaparición política que se circunscribe en el terreno de lo ominoso. Se trata de abrir una forma de bordear un imposible.

Con respecto a este caso, es importante poder sostener la pregunta: "¿Dónde está Tehuel?" Con la ética que soporta el enunciado y el grito que nos legaron las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. En lo estructural, hay algo del cuerpo que necesita un envoltorio formal, sin embargo, también se puede pensar, operando desde el lugar del no-todo, en términos de que no todo elemento va estar inscripto. Haciendo la salvedad ética importantísima de que es mejor que esté nombrado. El lugar del no todo, no como un complemento, sino como introducción del uno por uno en lo que representa el “para todos” de la ley. ¿Cómo pensar la inclusión de la singularidad en el uso de las ficciones jurídicas? En ese movimiento paradójico -dentro y fuera-.

Tensiones, posibilidades a modo de brújula

Es un desafío y también una responsabilidad hablar de la desaparición de Tehuel de la Torre (me parece necesario seguir nombrándolo a lo largo de todo el escrito) en un momento específico donde las producciones académicas del tema son escasas, y la cercanía temporal nos está tocando la puerta con urgencia. Al hablar de cómo se procede una búsqueda de una persona trans en democracia, y al poner en evidencia las debilidades del sistema para tal fin, es posible plantear el hiato, es decir, el intersticio existente entre lo instituido y lo instituyente. Es lo político lo que no puede ser capturado íntegramente por la política, por lo instituido: las lógicas burocráticas, las jerarquías, los cálculos formales, los resultados y las instituciones. ¿Cómo habitar, sin negar, la tensión irreductible entre ambos elementos para construir nuevas políticas de derechos trans? Esta pregunta aún es un desafío pendiente. Sin dejar de lado los avances recientes de este año como el cupo laboral trans, falta un saber-hacer por aquellas corporalidades que permanecen en los márgenes y la desaparición de Tehuel trae la consigna “las vidas trans importan”.

El cruce, aproximación a un cierre precario

El lugar desde donde se enuncian estas palabras se podría tomar como un territorio de cruces. Mientras se van produciendo nuevas palabras para acercarnos a esta desaparición, mientras se construyen categorías políticas y prácticas institucionales, ¿podremos pensar en nuevas formas de articulación de estos lazos que tengan que ver con la sincronización de afectos más que con la identificación simbólica a un significante? Esto trae una posibilidad emancipadora que se aleje de lógicas idealistas del significado soldado a un significante y permitiría, más bien, la posibilidad de un nuevo uso político de los cuerpos. Resulta interesante, entonces, reflexionarlo desde el pensamiento del temblor, traído por Glissant (1999, como se citó en Preciado, 2019) como un tipo específico de pensar que se opone al sistema: “Entendemos mejor el mundo cuando temblamos con él porque el mundo está temblando en todas las direcciones” (Glissant, 1999: 31). Con este movimiento, con este impulso, se pueden ejercer prácticas de resistencia a los dispositivos neoliberales actuales, en sus reiterados intentos de borrar todo aquello que constituya un imposible, de llevar todo a la sociedad del control y el espectáculo.

Referencias

Agamben, G. (1998a). Homo sacer. El poder soberano y la nuda vida. Valencia: PRE-TEXTOS. (2004b). Estado de exepción. Buenos Aires: Adriana Hidalgo editora.
Lacan, J. (2012). Otros escritos. Buenos Aires, Paidós.
Preciado, P. (2019). Un apartamento en Urano. Crónicas del cruce. Barcelona: Anagrama. Narrativas hispánicas.
Redacción de La Tinta, La tinta- periodismo hasta mancharse. Córdoba. Obtenido de  https://latinta.com.ar/2021/04/estado-desaparicion-trans/ (12 de abril de 2021b).
Redacción de La Tinta,. La tinta- Periodismo hasta mancharse. Córdoba. Obtenido de ¿Dónde está Tehuel? Retrato de una sociedad transodiante: https://latinta.com.ar/2021/04/tehuel- retrato-sociedad-transodiante/ (5 de Abril de 2021a)
Rousseaux, F., & Segado, S. (2018). Territorios, escrituras y destinos de la memoria. Diálogo interdisciplinario abierto. Buenos Aires: Tren en Movimiento.
Toimil, I., & Lonigro, S. (2015). Lazo social y procesos de subjetivización. Reflexiones desde la época. La Plata: Editorial de la Universidad de La Plata.

Archivos adjuntos

Autor(es) del contenido

Helena Mazza

Helena Mazza

Tesista de la Licenciatura en Ciencia Política por el Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Villa María

Libros en nuestro catálogo relacionados al autor o colección: