A 38 años de la quema de libros

A 38 años de la quema de libros

Hoy se cumplen 38 años del día en el que la última dictadura cívico-militar ordenó quemar un millón y medio de libros del Centro Editor de América Latina (CEAL) en un terreno baldío en la localidad de Sarandí, partido de Avellaneda, provincia de Buenos Aires. El hecho representó el atentado más grande registrado contra la cultura nacional y la culminación de un ataque sistemático a una de las editoriales más prestigiosas que existió en el país y en el continente.
La hoguera fue la máxima expresión de un historial de persecuciones que el Centro Editor sufrió a lo largo de la década del ’70. Los trabajadores eran intimidados mediante amenazas físicas, grupos comando que colocaban bombas en las instalaciones de la editorial y rígidos controles.
Cabe destacar que el CEAL no fue el único blanco de ataques. La última dictadura cívico-militar instauró un plan sistemático de censura de los circuitos culturales y una persecución de autores y editores, que se realizó con el trabajo conjunto de quienes en ese entonces desempeñaban los cargos de ministros de cultura y educación. Con una oficina encargada de examinar libros y publicaciones y un equipo de inspectores que recorría librerías, se denunciaban y prohibían aquellos títulos considerados “cuestionables”. Hubo quienes, para salvarlos del olvido, los enterraron, escondieron o incluso modificaron sus portadas para que no fueran reconocidos por los censores.

Para conocer más sobre este acontecimiento, te compartimos estos videos
https://www.youtube.com/watch?v=5L9vrUZ61gk
https://www.youtube.com/watch?v=6-MuOTcBqgY

Libros relacionados

¿Qué leían los argentinos en el diario mientras tenían lugar las desapariciones? ¿Es posible identificar en la prensa las condiciones sociales que las hicieron posibles? ¿De qué manera en la sociedad se banalizó la muerte y se estigmatizó a los llamados subversivos de manera que el exterminio no...