Andrea Rabih | EDUVIM

Andrea Rabih

Andrea Rabih

(1967 - 2001) Alternó el oficio de escribir con la docencia universitaria y las clases de español para extranjeros, ambas desempeñadas en la Universidad de Buenos Aires.

A pesar de su temprano fallecimiento a los 34 años, logró destacarse entre los escritores de su generación. Estudió Letras en la Universidad de Buenos Aires. Comenzó a publicar sus poemas en antologías estudiantiles de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, en los años '80.

Obtuvo el 1º Premio en la Bienal de Arte Joven 1991 (con los cuentos La diferencia y Claramente dormida).

Obtuvo la 1ª mención del Concurso de Cuento Eva Perón en 1994 (con el cuento El polaquito).

En distintos números de la revista cultural V de Vian publicó los cuentos "Claramente dormida", "Cera negra", "La diferencia" y "El polaquito".  Su libro de diez cuentos, Cera negra (Simurg, 2000), le valió elogios de la crítica "como el nacimiento de una narradora excepcional". Entre la docencia y la escritura en sus dos últimos años de vida se definió fuertemente como escritora, había empezado a dictar talleres y la mayor parte del tiempo la dedicó a escribir y corregir.

Andrea Rabih había trabajado afanosamente, durante el transcurso de la enfermedad que le ocasionó la muerte, en dos proyectos literarios: Melanoma y Todos contentos. Melanoma se trataba de una serie de relatos sobre la vida con cáncer. En cambio, Todos contentos era una nouvelle, con un protagonista lector y bibliotecario. Junto con Cera negra, estas obras inéditas fueron publicadas en 2013 en un único volumen póstumo de 350 páginas, Obra Completa.6 El libro fue incorporado en 2014 al proyecto alemán denominado Mujeres escritoras argentinas desarrollado por Johannes Gutenberg-Universitӓt Mainz.

Libros en nuestro catálogo relacionados al autor o colección:

[…] Andrea Rabih era demasiado buena escritora para dejarse distraer de su trabajo por su propio sufrimiento, y trata a estos textos no como expresión de su dolor, ni como carta de despedida, y menos que menos como chantaje sentimental a los lectores futuros, sino como cuentos: objetos verbales...
Suscribirse a RSS - Andrea Rabih