PREVENTA EXCLUSIVA

PREVENTA EXCLUSIVA

Foto: Augusto Gazzera

Desde el mes de mayo se puede adquirir, mediante compra directa completando un formulario en nuestra web, un ejemplar exclusivo de Cómo yo gané la guerra, de Pepe Angonoa y Javier Solar. La historieta, coeditada por nuestro sello junto con Ediciones Recovecos y el Cispren, tendrá una edición especial limitada de tapas duras y firmada por los autores. Se trata del libro que inaugura la serie Humor gráfico de la colección Eduvim Ilustrados.

Para acceder a la compra del ejemplar click aquí
Precio de venta: $250
Los ejemplares se entregarán en la presentación del libro, el miércoles 21 de junio en la sede del Cispren (Obispo Trejo 365) o bien se podrán retirar desde el 25 de junio en cualquiera de las librerías de nuestra red de Librerías Universitarias.

Sobre los autores
Pepe Angonoa nació en Córdoba en 1963. Egresó de la Escuela de Artes Aplicadas Spilimbergo en 1988, comenzó a publicar en la revista Hortensia, y luego le siguieron Eroticon, Humor Registrado, Sex Humor, Billiken, Caras y Caretas, y los diarios La Voz del Interior, La Mañana de Córdoba, entre otros. Participó en revistas y diarios de distintos países y publica en Perfil, Hoy Día Córdoba y otros diarios del país y el exterior. Tiene más de cincuenta libros de humor publicados.

Javier Solar nació en Buenos Aires, pero fue adoptado por Alta Gracia. Hizo radio y teatro para niños. Realizó historietas para la revista Skorpio (Italia), y participó en publicaciones como La Fisura (España) o Calanrock (Gran Bretaña). Publicó “El Recolector” en La Voz del Interior, y luego La historia del otro Juan Moreyra, Secundaria de superhéroes, 48, El muerto que habla, Las aventuras de Pascual Valverde y su último libro Destello. Se lo puede seguir en la Fan Page de Chancho y Chabón.
 

 

Libros relacionados

Las crónicas de guerra son un rubro establecido desde hace mucho tiempo en el mundo de la historieta. Mi generación, aquella que entró en la adolescencia durante la posguerra de los cincuenta, se nutrió de esos relatos inspirados en el catastrófico evento de la Segunda Guerra Mundial y, en algunos casos, en la de Corea. Derrochaban imágenes de acción frenética, plagadas de onomatopeyas anglofónicas: ¡BANG!, ¡RAT-TAT-TAT!, ¡CRACK!, ¡KA-BOOM!, y otras varias.

Categoría